Error
  • La plantilla para esta vista no está disponible. Por favor, póngase en contacto con el administrador del sitio.

Dra. Yudelsis Lechuga Pérez., Dr. Alejandro Agüero Díaz. Dr. Isidro de Jesús Nápoles González, Dra. Silvia María Díaz Gómez., Dra. Grettel María Marín Fontela.

 

 

La estomatitis subprótesis constituye un proceso inflamatorio de la mucosa bucal afectando con una alta prevalencia principalmente a sujetos portadores de prótesis acrílicas removible.

 

 

 

 

Objetivo: Determinar la eficacia de la miel poliflora en tratamiento de la estomatitis subprótesis.

Método. Se realizó un ensayo clínico fase II (exploración terapéutica), abierto en el Departamento de Prótesis del Hospital Martín Chan Puga del municipio Nuevitas y la Clínica Estomatológica Docente La Vigía, entre enero y diciembre del 2008 en pacientes mayores de 20 años, de ambos sexos, portadores de estomatitis subprótesis con el objetivo de determinar la eficacia de la miel poliflora en el tratamiento de esta afección. La muestra para el estudio quedó constituida por los 30 primeros pacientes que fueron diagnosticados clínicamente con estomatitis subprótesis.

Resultados. Se obtuvo que en el grado I la totalidad de los pacientes curaron dentro de los primeros 15 días de tratamiento Al final del tratamiento con la miel poliflora el total de los pacientes habían desaparecido las células de inflamación. La eficacia del tratamiento según el grado de la lesión, se observó que el total de los pacientes curaron independientemente del grado clínico de la patología.

Conclusiones. En los primeros 14 días de tratamiento la mayoría de los pacientes habían curado. Con la citología final se comprobó la desaparición de las células de inflamación crónica en la totalidad de los pacientes. La miel poliflora es eficaz en el tratamiento de la estomatitis subprótesis, ya que los pacientes curaron en un tiempo relativamente corto.

 

 




Introducción.

La amplitud de nuestra lengua en ocasiones dificulta la denominación acertada para resumir la esencia de un fenómeno. Tradicionalmente han existido controversias respecto a la denominación acertada para la estomatitis subprótesis. En la literatura se encuentran sinónimos tales como: Úlceras producidas por prótesis, afección crónica del paladar, estomatitis causada por prótesis, y el término estomatitis subprótesis es el más recomendable porque reúne los aspectos esenciales de la enfermedad.

Es una de las alteraciones más frecuentes dentro de las enfermedades bucales. Constituye un proceso inflamatorio de la mucosa bucal afectando con una alta prevalencia principalmente a sujetos portadores de prótesis acrílicas removible 

La causa de esta complicación es multifactorial y desconocida, lo que ha dado lugar a múltiples discusiones, dentro de ella las de mayor importancia son:

Alergia a los materiales de base de las prótesis principalmente a algunos de sus componentes.

Los traumas asociados con las prótesis desajustadas que pueden provocar degeneración de las glándulas salivales palatinas. La mala higiene de los aparatos y la infección microbiana debajo de los mismos.

En su etiología también se ha conferido importancia al estrés, infecciones por Cándida albicans y factores relacionados con enfermedades sistémicas y cardiovasculares.

El tratamiento para esta patología se basa fundamentalmente en el retiro de la prótesis, el uso de enjuagatorios bucales y una terapéutica con antifúngicos. En los últimos años se ha ensayado con una serie de productos naturales como una terapia más inocua y alternativa ante la elevada toxicidad de los medicamentos convencionales.

La miel es una sustancia dulce que las abejas producen del néctar y mielato, las enriquecen con sustancias de su propio cuerpo, sometiéndola a un proceso de transformación donde adquiere su poder germicida, nutritivo, biológico y terapéutico como sedante, antitóxico, antiséptico, antiinflamatorio, cicatrizante y emoliente.

Dadas estas propiedades se puede considerar su utilización como tratamiento en la estomatitis subprótesis para remitir los síntomas en el menor tiempo. Basándonos en los efectos terapéuticos de la miel poliflora nos propusimos evaluar su eficacia en la estomatitis Subprotésica.

Método.

Se realizó un ensayo clínico fase II (exploración terapéutica), abierto en el Departamento de Prótesis del Hospital Martín Chan Puga del municipio Nuevitas y la Clínica Estomatológica La Vigía, entre enero y diciembre del 2008 en pacientes mayores de 20 años, de ambos sexos, portadores de estomatitis subprótesis con el objetivo de determinar la eficacia de la miel poliflora en el tratamiento de esta afección. El universo fue de 216 pacientes que se presentaron en este periodo con la enfermedad y la muestra para el estudio quedó constituida por 30 que cumplieron con los criterios de inclusión para este estudio. Para la clasificación de la lesión se tuvo en cuenta los criterios de Newton y modificados por Moreira y colaboradores, quienes clasificaron en tres grados (denominados I, II y III):

Grado I: Puntos hiperémicos, lesión inflamatoria de aspecto rojo brillante, generalmente asintomática, donde pueden aparecer puntos hiperémicos. La mucosa puede presentarse fina, lisa y brillante. Es la lesión mínima visible a la inspección.
Grado II: Eritema difuso, área eritematosa bien definida, que dibuja el contorno de la prótesis; puede estar constituida por un fondo finamente granuloso y, a veces, aparece cubierta por un exudado blanco grisáceo.
Grado III: Inflamación granular, lesión más definida, compuesta por una mucosa gruesa con gránulos irregulares que se elevan superficialmente, semejando formas papilares.

A los pacientes diagnosticados clínicamente con estomatitis subprótesis se les realizó una citología exfoliativa y un examen microbiológico de la mucosa bucal afectada antes de la aplicación del tratamiento para determinar la presencia de células de inflamación crónica y de cándida albicans.

Se les indicó a los pacientes la retirada definitiva del aparato protésico. Se le entregó a cada paciente un frasco de vidrio apropiado y de fácil manejo con la miel que fue aplicado por el propio paciente tres veces al día después de la higiene bucal. Para la evaluación del tratamiento los pacientes fueron citados tres veces por semana durante 15 días para observar la evolución clínica de los signos de la estomatitis.

Una vez desaparecidos los signos clínicos se realizó una citología final para corroborar el diagnóstico clínico por ausencia de células de inflamación crónica.

Se les realizó también un examen microbiológico en aquellos pacientes donde inicialmente se encontró presencia de hongo, lo que ayudó a establecer la eficacia del tratamiento con la miel en pacientes con estomatitis subprótesis asociados a cándida albicans.

La eficacia del tratamiento se evaluó siguiendo el parámetro eficaz: se consideró eficaz todo paciente que eliminó los signos y síntomas por los que fueron incluidos, así como la ausencia de células de inflamación y de cándida en aquellos pacientes que la padecían inicialmente.

No eficaz cuando al finalizar el tratamiento mantenían los mismos síntomas o se agravaron.

Los datos obtenidos fueron recogidos en cuadros para mejor análisis y comprensión utilizando el por ciento como medida, así como la prueba de significación estadística.

Se llevó a cabo una discusión detallada de los aspectos más relevantes en cada cuadro y se compararon los resultados con otros estudios, lo que permitió arribar a conclusiones.

 

Fuente: Portalesmedicos.com

Información adicional